Inicio granada Los jóvenes que han padecido cáncer pueden experimentar dificultades de fuerza debido...

Los jóvenes que han padecido cáncer pueden experimentar dificultades de fuerza debido a una reducción en la densidad mineral ósea

GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)

Un estudio de la Universidad de Granada (UGR) ha revelado que los déficits de fuerza muscular en jóvenes supervivientes de cáncer pueden vincularse a una baja densidad mineral ósea, en el marco de una investigación, desarrollada gracias al proyecto iBoneFIT, publicada en la revista científica ‘Journal of Sport and Health Science’.

Según ha explicado la UGR en una nota de prensa este lunes, la baja densidad mineral ósea es diagnosticada en hasta dos tercios de los supervivientes de cáncer pediátrico. Factores directos como la exposición a la radioterapia, e indirectos, como los niveles bajos de actividad física, afectan a la densidad mineral ósea de esta población.

Leer más:  La Red Andaluza de Ecoescuelas crece con la incorporación de 26 nuevos colegios en Granada

Sin embargo, los déficits de fuerza muscular aún no habían sido considerados entre estos factores. Por esto resulta relevante el estudio realizado por el proyecto de investigación iBoneFIT, liderado por Luis Gracia Marco, de la Facultad de Ciencias del Deporte de la UGR.

En el trabajo se analizó la prevalencia de déficits de fuerza muscular de la parte superior e inferior del cuerpo en jóvenes supervivientes de cáncer pediátrico, en comparación con población de referencia a nivel internacional (FitBack network), para así examinar sus asociaciones con la densidad mineral ósea del cuerpo total, cadera total, cuello del fémur y columna lumbar.

Los resultados señalaron que más de la mitad de los supervivientes de cáncer pediátrico tuvieron déficits de fuerza muscular. Entre el 57 y el 60 por ciento de ellos estaba dentro del primer y segundo decil de referencia de la parte superior e inferior del cuerpo.

Leer más:  Un montañero fue rescatado este año una vez más en el Corral del Veleta (Granada)

Además, el estudio reveló que los déficits de fuerza muscular de la parte superior del cuerpo se asociaron significativamente con una menor densidad mineral ósea en todas las regiones, y resultados similares fueron encontrados para la fuerza muscular de la parte inferior del cuerpo.

Tal y como ha señalado el autor principal del estudio, Andrés Mármol Pérez, los hallazgos sugieren que los déficits de fuerza muscular, tras completar los tratamientos anticancerígenos, podrían “anticipar una considerable disminución de la densidad mineral ósea”.

Esto resulta relevante, ya que la detección temprana de déficits de fuerza muscular podría “ayudar a los jóvenes supervivientes de cáncer con una baja densidad mineral ósea ser identificados antes”, han detallado desde la UGR.

Leer más:  Feijóo advierte al PPE de que Puigdemont podría presentarse a las elecciones en Cataluña a pesar de los "cargos muy graves"

- Te recomendamos -
Artículo anteriorMotril comienza la limpieza de una zona en el barrio de San Antonio que se ha convertido en un vertedero ilegal
Artículo siguienteUn granadino cofrade presenta una tesis sobre las cofradías y las redes sociales